Prensa Digital

Publicado el 26-03-2015

Noticias / EL CAPITALISMO HACE QUE CANARIAS TENGA NUEVOS DATOS: LÍDERES EN POBREZA INFANTIL Y A LA COLA DE LA EQUIDAD EDUCATIVA

Save the Children ha medido catorce indicadores, como el tiempo de permanencia en el colegio por etapa, el comedor, las infraestructuras, el acceso a Internet y el abandono escolar.

Canarias está a la cabeza de las comunidades autónomas en índice de pobreza infantil y a la cola en equidad educativa, según un informe presentado ayer por la ONG Save the children.

Canarias, Murcia, Extremadura, Andalucía, Castilla-La Mancha y Ceuta, son, por ese orden, los seis territorios con mayor pobreza infantil y también los que registran niveles más bajos de equidad educativa, de acuerdo a sus datos

El índice Save the children de Equidad Educativa relaciona catorce indicadores para elaborar una clasificación por comunidades autónomas, como el tiempo de permanencia en el colegio en las diferentes etapas, el servicio de comedor, la calidad de las infraestructuras de los centros, el acceso a internet en las aulas o la tasa de abandono escolar y otros de fuera del ámbito escolar.

La organización de defensa de la infancia incluye este índice en el informe "Iluminando el futuro: invertir en educación es luchar contra la pobreza infantil", que denuncia que más de la mitad de las comunidades tienen puntuaciones negativas o muy bajas en la calidad de las infraestructuras de los centros escolares.

Tan sólo País Vasco presenta valores "muy altos" de equidad educativa; Madrid, Cataluña, Navarra y Aragón, valores "altos"; Baleares, Comunidad Valenciana, Galicia, Castilla y León, Asturias, Cantabria, La Rioja, "medio bajos"; Ceuta, Castilla-La Mancha, Andalucía, Extremadura y Murcia, valores "bajos", y Canarias y Melilla valores "muy bajos".

Solo siete regiones alcanzan el nivel de servicios educativos y cuidado para niños de 0 a 2 años marcado por la Unión Europea como objetivo para 2020, añade.

El informe también analiza el entorno de los niños y destaca que sólo tres de cada 10 familias gastan más de un euro al año en actividades culturales y que el 30 por ciento de los hogares con niños disponen de menos de cincuenta libros.

Save the Children critica que la inversión en políticas de educación de la Administración General del Estado y de las comunidades autónomas haya disminuido en un 10,94 por ciento entre 2007 y 2013, mientras que el gasto medio por hogar en educación de las familias se ha incrementado un 30,3 % desde 2006 hasta 2013, cuando los hogares han perdido más del 10 % de su renta desde 2009.

Plantea que una educación de calidad, inclusiva y equitativa es la clave para luchar contra la pobreza y la desigualdad, por ello lanza una campaña de firmas para pedir políticas de inversión en este ámbito que mejoren los sistemas educativos para luchar contra la pobreza infantil, que afecta a uno de cada tres niños en España.

500.000 becas y ayudas al estudio menos
Save the Children critica que la cuantía del Estado destinada a subvencionar los libros de texto se ha reducido a una cuarta parte entre el curso 2008-09 y el curso 2012-13 ha pasado de 80 a 20 millones de euros.

La ONG también recuerda que entre 2009 y 2010 y 2012 y 2013 se ha producido una disminución de beneficiarios de becas y ayudas al estudio en más de 500.000 personas.

"¿De qué sirve que un niño disponga de un aula y un profesor si no cuenta con libros, material escolar o la posibilidad de una alimentación adecuada que le permita concentrarse en clase?", se preguntó ayer Andrés Conde, director de Save the Children.

La ONG sostiene que la educación salva de la pobreza -el 32,6% de los niños en España vive en riesgo de pobreza o exclusión social, según los últimos datos de Eurostat-, pero, asimismo, la pobreza dificulta el acceso a la educación.

"Es el pez que se muerde la cola. Cuando el niño va sin desayunar al colegio, cuando se avergüenza porque sus padres no le han podido comprar los libros de texto, el crío termina perdiendo las ganas de aprender. Y, si no aprende, no progresa en la vida", reflexionó ayer en voz alta frente a la prensa, Andrés Conde.

Fuente: eldia.es