Prensa Digital

Publicado el 05-08-2013

Tablón de anuncios / LA AFILIACIÓN HABLA

Escrito de Fabio González Sánchez, militante del Sindicato y miembro de la Secretaría de Agitación y Propaganda (S.A.P)

Hoy estamos viviendo una crisis económica mundial del sistema capitalista, una crisis larga y profunda del capitalismo mundial, que sólo tiene comparación histórica con la Gran Depresión de los años 30 del siglo pasado, con el agravante de que la actual crisis tiene unos fundamentos todavía más profundos que aquella: una hipertrofia financiera que hoy alcanza niveles desconocidos en la historia, que se combina con una crisis colosal de sobreproducción, en una economía mundializada como nunca lo estuvo. Es una crisis que viene acompañada, además, de una catástrofe ecológica de dimensiones inéditas.

Hemos entrado en un período desconocido hasta por los más veteranos, caracterizado por una onda depresiva mundial de larga duración, que va a estar marcada por grandes choques entre las clases, por revoluciones, contrarrevoluciones y dislocamientos de las relaciones internacionales. Un período donde cobra plena actualidad la disyuntiva histórica que estableció Rosa Luxemburgo: o el triunfo del socialismo internacional o la caída en la barbarie.

Los capitalistas quieren que seamos los trabajadores, la juventud, los oprimidos, la mayoría del Pueblo quines paguemos la crisis que ellos crearon. Los capitalistas no titubean en mandar al paro y a la precariedad a millones de personas, en promover el desahucio de miles de familias, en destrozar la salud y educación públicas o en robar todo futuro a la juventud. A los capitalistas solo los interesa el lucro. Para defender sus bancos y monopólios y su ganancia están dispuestos a todo: a redoblar la explotación, a acabar con derechos que conquistamos con lucha y sangre de muchas generaciones.

Desde el Frente Sindical Obrero de Canarias, decimos que el sistema capitalista tiene que acabar, que no podemos aceptar todos los sofrimientos que los capitalistas nos imponen, cuando toda riqueza que hay fue construída por el trabajo de todos nosotros/as.

Es posible un país y un mundo donde haya empleo para todos, donde todos tengan casa, salud, educación y tiempo libre. Un país y un mundo donde la gente pueda planificar la economia para que todos tengan una vida digna, la juventud y todo el planeta tengan futuro. Un país y un mundo donde no sea el lucro de un puñado de capitalistas quienes gobiernen nuestros destinos, con su mesquindad y poder de destrucción, sino las necesidades, deseos y posibilidades de toda la humanidad.

Para llevar esa lucha y ganar, además de unirmos todos en movilización en contra ellos, es necesario tener herramientas, organizaciones, que planteen una salida socialista, con democracia obrera, contra los capitalistas y también contra los burocratas que los apoyan.

 

Fabio González Sánchez

Secretaría de Agitación y Propaganda