Prensa Digital

Publicado el 07-04-2017

Noticias / LA REFORMA LABORAL DISPARA LOS CONTRATOS DE MENOS DE UNA SEMANA HASTA EL RÉCORD DE 5,1 MILLONES

Los contratos de esta tipología alcanzaron durante el año pasado el 25,7% del total. Su crecimiento ha sido especialmente significativo tras la entrada en vigor de la última reforma laboral en febrero de 2012

Es una tendencia al alza en el mercado laboral. Así se observa en las estadísticas que difunde el Servicio Público de Empleo Estatal, donde se detalla cómo los contratos con una duración inferior a los 7 días se situaron durante 2016 en 5,1 millones. Es la cifra más alta de la serie histórica.

Este dato no es baladí: los contratos de esta tipología alcanzaron durante el año pasado el 25,7% del total, también la cifra más alta desde que hay registros tras al menos 10 años consecutivos al alza: en 2006, por ejemplo, se situaba en un 15%. Dicho de otra forma, 1 de cada 4 contratos suscritos durante 2016 tuvo una duración menor a 1 semana.

Si bien esta generación de empleo precario lleva años en auge, su crecimiento ha sido especialmente significativo tras la entrada en vigor de la última reforma laboral en febrero de 2012, coincidiendo con los primeros meses de Mariano Rajoy al frente de la presidencia del Gobierno de España.

Así, entre 2012 y 2016, este tipo de trabajos efímeros se ha disparado un 68%. En cifras absolutas, los contratos por unas horas o por unos días han pasado de los 3 millones a los mencionados 5,1 millones.

A diferencia de otros indicadores del mercado laboral, los hombres concentran la mayoría de estos contratos tan temporales con el 53,6% del total. Así, ellos suscribieron durante el año pasado un total de 2,7 millones. Por el contrario, las mujeres firmaron el restante 46,4% del total, que equivale a 2,4 millones.

La evolución del mercado laboral

El auge de los empleos con una duración tan exigua se ha producido en un contexto de auge de la contratación en general. Así, durante 2016 se alcanzó el máximo histórico tanto de contratos temporales (18,3 millones) como totales (19,9 millones), tal y como publicó bez.es este mes.
Ante esta situación, más allá de las críticas de los sindicatos, cada vez son más organismos externos los que sitúan en mal lugar la situación del mercado laboral.

La Organización Internacional del Trabajo, por ejemplo, considera que "España tiene una de las tasas más altas de empleo temporal en Europa y en el mundo", según se desprende de su informe "El empleo atípico en el mundo: Retos y perspectivas".

Durante 2016 se alcanzó el máximo histórico tanto de contratos temporales (18,3 millones) como totales (19,9 millones)

¿Qué calidad tiene el empleo que se genera en España?

La OCDE, por su parte, evalúa este indicador en base a 3 componentes:

- los ingresos (ajustados por la desigualdad de su distribución)
- la estabilidad laboral
- el ambiente de trabajo, medido como la presión que sufre el empleado por un exceso de peticiones o con recursos insuficientes para desarrollar sus tareas.

A partir del criterio de esta organización, CaixaBank Research ha realizado un estudio que concluye que "la calidad del empleo en España se sitúa entre las más bajas de los países de la OCDE". "En concreto, España se encuentra entre los 10 países con peores indicadores en 2 de los 3 factores analizados, juntamente con países como Eslovaquia, Grecia, Hungría, Italia, Polonia, Portugal y Turquía".

Fuente: Carlos C. Ungría - www.bez.es