Prensa Digital

Publicado el 09-05-2017

Noticias / COMUNICADO DEL FSOC ANTE LA HUELGA EN FCC-TELDE

"La convocatoria de esta Huelga promovida por un reducido número de trabajadores, y alentada por Intersindical Canaria, es descabellada y carente de sentido"

El FSOC y el Comité de Empresa del Servicio de Recogida de Residuos de FCC/Telde por el presente quiere trasladar tanto a los trabajadores de toda la plantilla, como a los ciudadanos del municipio de Telde, que ni el Sindicato, ni el Comité de Empresa, ha convocado ningún conflicto laboral, ni muchísimo menos una Huelga.

Entendemos que la Huelga es un derecho de las y los trabajadores y que su ejercicio es indudablemente un arma poderosa para la defensa de nuestros intereses, pero así como es un elemento de defensa incontestable, también puede volverse contra aquellos que la convocan si no se tiene en cuenta su alcance y sus efectos.

En este caso, estaríamos ante un gravísimo error sindical y de una irresponsabilidad sin parangón, puesto que expone innecesariamente a las y los trabajadores y agota la capacidad combativa de la propia Huelga.

La convocatoria de esta Huelga promovida por un reducido número de trabajadores, (35) y alentada por Intersindical Canaria, es descabellada y carente de sentido. Es además, una torpeza que puede traer consecuencias serias en la negociación del convenio colectivo, toda vez que la otra parte, tanto la empresa, como la propia Administración Municipal, pueden dejar sin efecto lo acordado hasta el momento.

El FSOC y el Comité de Empresa, no apoyan, ni amparan, ni organizan esta convocatoria de Huelga. No obstante, queremos mostrar nuestro respeto con el proceso convocado, y en ese sentido, paralizamos nuestras tareas en la negociación colectiva hasta que se resuelva el conflicto convocado, no nos parece honesto que sigamos trabajando en el convenio cuando hay un proceso de huelga en marcha, por lo que insistimos en ser escrupulosamente respetuosos con el mismo.

El FSOC y el Comité de Empresa, quieren dejar claro ante la y los trabajadores, y los ciudadanos, que no nos hacemos responsables de las consecuencias que pudieran derivarse de la convocatoria de este proceso de Huelga, y que en cualquier caso, serán exclusivamente los convocantes los que deberán asumir la responsabilidad y responder de la validez sus actos.